Ficha técnica sobre el Cáncer de Piel

Ficha técnica sobre el Cáncer de Piel

Estadísticas, síntomas y más información sobre el cáncer de piel.

Estadísticas

El cáncer de piel es el más común en Quito. Entre 2003 y 2005 se registran 1601 casos, que constituyen el 38,2% de todos los cánceres diagnosticados.

Desde 1986 hasta 2005, los casos de cáncer de piel en hombres casi se triplicaron y se duplicaron en mujeres, según el Registro Nacional de Tumores.

La Dra. Patricia Cueva, directora del Registro Nacional de Tumores, sugiere que el aumento de los casos de cáncer de piel posiblemente se debe a un incremento de las radiaciones ultravioleta (UV), la parte invisible de los rayos solares que llegan a nuestro planeta. Sin embargo, la Dra. Cueva aclara que también puede deberse a una mejora en el registro.

Tipos de Cáncer

Melanoma

Se produce en los melanocitos, las células que dan el color a la piel. Este cáncer genera metástasis y, si no se diagnostica a tiempo, puede expandirse a otros órganos y causar la muerte del paciente. En el periodo 2001-2005, la tasa de mortalidad por este cáncer es de 16,7% en mujeres y de 20,8% en hombres.

No melanoma

Los dos tipos más frecuentes son:

  • Basocelular. Es el más común de los cánceres de piel: corresponden el 65% de todas las malignidades cutáneas diagnosticadas en Quito para el periodo 2003-2005. Se produce en el estrato basal, el más profundo de la epidermis.
  • Espinocelular. El 21% de los casos diagnosticados corresponden a este cáncer, el segundo más frecuente. Esta condición ocurre en el estrato córneo, la capa más superficial de la epidermis. También se conoce como cáncer de células escamosas.

Factores de riesgo

Un factor de riesgo es un elemento que aumenta la probabilidad de que una persona desarrolle una enfermedad, como el cáncer. La exposición al sol es un factor de riesgo para el cáncer de piel, por ejemplo.

El que una persona tenga uno o más factores de riesgo no significa necesariamente que va a desarrollar una enfermedad. Asimismo, hay pacientes que sufren de una condición pero no tienen ningún factor conocido.

Los principales factores de riesgo para el cáncer de piel son los siguientes:

Sol

La exposición a los rayos solares, naturales o artificiales (cámara de bronceado) es el principal factor de riesgo del cáncer de piel. Las radiaciones UV son la parte invisible de los rayos que llegan a nuestro planeta. Los UV, especialmente los UVB y los UVC, producen mutaciones (cambios en el ADN de las células) que, eventualmente, conducen al cáncer.

La cantidad total de sol que se ha recibido durante toda la vida es un factor de riesgo para el cáncer de piel. Además, quienes han sufrido de al menos una quemadura severa con ampollas tienen más probabilidad de presentar cáncer cutáneo.

En Ecuador reunimos varias características que hacen que las radiaciones ultravioletas que llegan al país sean muy intensas. En la línea ecuatorial, las radiaciones solares llegan de forma perpendicular y la capa de ozono es más ligera. Además, no tenemos estaciones, por lo que recibimos sol todo el año.

Para más información sobre este tema visite Más radiación UV en ecuador.

Historia familiar

Si alguien en su familia ha tenido cáncer de piel, usted tiene más probabilidad de presentar esta enfermedad.

Color de piel

Las personas de piel blanca y con pecas tienen mayor probabilidad de desarrollar cáncer de piel.

Edad

A mayor edad, más probabilidad de desarrollar cáncer de piel. En Quito, 8 de cada 10 pacientes que han sido diagnosticados con tumores cutáneos entre 1986 y 2005 tienen 50 años o más.

Factores de riesgo para el melanoma.

Lunares diferentes

Un nevus es un lunar diferente, que cumple con las siguientes características:

  • Generalmente es más grande que una alverja.
  • No es de color uniforme. Puede ser desde rosado a café oscuro.
  • Su borde es irregular.
  • Es más probable que un nevus se convierta en cáncer, aunque no todos lo hacen.

Lunares comunes

  • La presencia de más de 50 lunares comunes aumenta el riesgo de desarrollar melanoma.

Síntomas

Melanoma

Los siguientes son los síntomas más comunes de un melanoma:

  • A (asimetría): una mancha, lunar o lesión en su piel no es simétrica, tiene una forma irregular.
  • B (bordes): los bordes de esa mancha, lunar o lesión son irregulares o están difuminados.
  • C (color): el color de esa mancha, lunar o lesión no es homogéneo y tiene varios tonos de un mismo color.
  • D (diámetro): su diámetro es mayor a 6 mm.

Para más información sobre cómo identificar el melanoma, visite: el ABC para identificar melanomas.

No melanoma

  • Esté atento a cualquier cambio que note en su piel. Estos son algunos de los síntomas del cáncer cutáneo no melanoma:
  • Un grano que usted ya tenía cambió de aspecto, ya sea de forma (aparecieron unas irregularidades que antes no estaban) o de color (sangró o aparecieron venas a su alrededor).
  • Le salió algo que en apariencia es un grano, es decir que es de color rojo o rosado, pero que no se cura durante varias semanas y, con el tiempo, aumenta de tamaño. “En ocasiones, una espinilla puede durar varias semanas e incluso meses, pero con el tiempo se reduce. Un carcinoma, en cambio, se mantiene igual o crece”, explica la Dra. Mónica González, dermatóloga.
Share this Story

Related Posts