¿Se puede prevenir el cáncer de páncreas?

¿Se puede prevenir el cáncer de páncreas?

¿Se puede prevenir el cáncer de páncreas?

Los médicos están trabajando para aprender más sobre el cáncer de páncreas , cómo prevenirlo, cuál es el mejor tratamiento y cómo brindar los mejores cuidados a las personas a las que se les diagnosticó esta enfermedad.

Sin embargo, no existen pautas establecidas para la prevención del cáncer de páncreas. El Dr. César Bueno, Oncólogo Radioterapeuta del Hospital de Clínicas Pichincha, dice que lo mejor es evitar los factores de riesgo .

Fumar cigarrillos es el factor de riesgo más importante y evitable del cáncer de páncreas. Este factor es el responsable de un 20 a 30% de los casos de este cáncer. El consumo de tabaco también aumenta el riesgo de padecer otros cánceres, tal como cáncer de pulmón, boca, laringe, esófago, riñón, vejiga y otros órganos.

También es importante mantener un peso saludable, comer bien y hacer ejercicio. La Sociedad Americana Contra El Cáncer recomienda seleccionar los alimentos y bebidas en cantidades que ayuden a lograr y a mantener un peso saludable.

Adopte una dieta saludable con énfasis en los alimentos vegetales. Esto incluye comer al menos 2½ tazas de verduras y frutas al día. Opte por panes, pastas y cereales integrales en lugar de granos refinados.

Además, consumir pescado, aves o frijoles en vez de carne roja y procesada también puede ayudar a reducir su riesgo de cáncer, así como de otras enfermedades.

Otros factores de prevención.

Detección precoz. Dado que la mayor probabilidad de éxito del tratamiento se da cuando el cáncer de páncreas se detecta de forma temprana, las investigaciones en curso se enfocan en el descubrimiento y el uso de análisis de sangre especiales, herramientas de diagnóstico por imágenes y otros métodos para detectar el cáncer de páncreas en sus primeros estadios, incluso en estadios avanzados.

Aún se desconoce si estas herramientas de detección podrían ser utilizadas efectivamente para la población en general.

Estudios genéticos. En el cáncer, los genes dañados o anormales generan un crecimiento celular descontrolado. Muchos de los nuevos desarrollos se basan en el arreglo o la corrección de los genes y las proteínas dañados.

Una vez encontrados los genes, los médicos podrán comenzar a examinar a las personas en riesgo de desarrollar cáncer de páncreas.

Inmunoterapia. La inmunoterapia ayuda a estimular las defensas naturales del cuerpo para combatir el cáncer. Utiliza materiales que el cuerpo produce o que son fabricados en un laboratorio para reforzar, identificar o restaurar la función del sistema inmunológico. Un ejemplo de inmunoterapia es una vacuna contra el cáncer, que estimula al sistema inmunológico para que reconozca y ataque las células cancerosas.

Según las circunstancias, las vacunas pueden administrarse durante o después de la quimioterapia o en lugar de ella.

Terapia dirigida. Actualmente están en estudio otros medicamentos que pueden ayudar a bloquear el crecimiento y la diseminación del tumor en el cáncer de páncreas, tanto como terapia de agente único o como parte de un tratamiento de combinación. No obstante, ninguna de las terapias dirigidas han demostrado aumentar la supervivencia de pacientes con cáncer de páncreas.

Células madre cancerosas. Las células madres del cáncer de páncreas son células de un tumor que pueden ser particularmente resistentes a terapias estándar. Actualmente, la investigación se centra en la identificación de tratamientos que específicamente puedan atacar a esas células madre cancerosas.

Share this Story

Related Posts